Por Eva Sánchez

Cuatro alumnos de ESO y Bachillerato nos cuentan su experiencia en Campus Científicos este verano.


 

Desde hace ya ocho años, nuestros alumnos vienen participando en Campus Científicos de Verano y, más recientemente, también en los Campus de profundización científica en Soria. Se trata de programas cuyo objetivo es fomentar las vocaciones científicas y acercar a los alumnos a la labor investigadora. Sin duda, una experiencia que puede ayudarles en la elección de sus futuros estudios.

Hace unos meses, publicábamos la noticia de la selección de estos alumnos, de sus perfiles y de los campus que les habían sido adjudicados.  Ahora nos cuentan de primera mano su experiencia:

Julián Núñez ha participado en el Campus de Profundización Científica en Soria y también en un Campus Científico en Oviedo, con el tema “Crea y programa objetos inteligentes”. Además de las actividades de ocio y culturales, ha tenido la oportunidad de asistir a talleres. Sus favoritos han sido el de Diseño e Impresión 3D y el de Robótica, “ya que son actividades de la rama a la que me voy a dedicar”, explica. Ambas experiencias le han permitido ampliar sus conocimientos en distintas ramas de la ciencia. “Esto me ha ayudado a aclarar mis ideas y decidir en qué me gustaría especializarme, que va a ser la tecnología”. También conocer más a fondo la informática y sorprenderse de ver cómo sus manos “tecleaban solas el lenguaje de programación para programar la placa Arduino y dar órdenes a los sensores”. “Durante mi estancia en el campus no me he aburrido en ningún momento, porque he estado rodeado de gente de mi edad con los mismos intereses que yo y las clases han sido amenas y productivas”.

Clara Cuenca participó en el Campus “La suma de matemáticas y la informática para encontrar soluciones”, que se celebró en Castellón.

“Lo cierto es que esta experiencia ha superado ampliamente mis expectativas. Ha sido un placer conocer a compañeros que comparten tus mismas ilusiones, incógnitas e incluso, en ocasiones, forma de pensar. Grandes personas.

Los proyectos planteados fueron tremendamente interesantes, divertidos y a su vez nos han dejado muchas puertas abiertas a la investigación. De esta experiencia me llevo las claves para llegar más allá y ampliar mis horizontes.”

Otra de nuestras alumnas, Andrea Ramos, ha experimentado también lo que significa trabajar en una Universidad, algo que le ha impactado, pero que le ha encantado:

“En mi caso, estuve en el Campus de Granada, con el proyecto “Química con productos cotidianos”. Todo fue muy práctico y los experimentos eran impresionantes, ya que éramos nosotros los que los llevábamos a cabo, siempre con la supervisión de profesores.

Ahora sé que he elegido el camino correcto, que me gusta lo que estudio. Trabajar en laboratorios me ha permitido sentir lo que viven a diario estos profesionales, cuyo trabajo admiro ya que, en el ámbito de la química, no siempre todo sale como se espera. Se necesitan muchos ensayos y tiempo para obtener resultados.

Por otra parte, me llevo un montón de amigos, a quienes no voy a olvidar.  No pensaba que en una semana se pudiera crear un lazo tan fuerte entre nosotros. Me siento muy feliz de que hayan dado esta oportunidad.

También para Iris Vázquez, ha sido un verano inolvidable en el Campus “Aplicaciones agronómicas y biotecnológicas del genoma del tomate”, en la Universidad de Almería, así como en el Campus de profundización científica en Soria.

Todos ellos se llevan conocimientos, nuevos amigos y un montón de recuerdos a casa. Una experiencia inolvidable que les ha despertado nuevos intereses y les ha ayudado a definir su vocación, disfrutando de la experiencia de aprender.

Galería de fotos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies