María Auxiliadora Coronada

Asociación de Mª Auxiliadora (ADMA)

Don Bosco dio también vida a la Asociación de María Auxiliadora responsabilizándola, con compromisos compatibles a la mayor parte de la gente sencilla, en la espiritualidad y en la misión de la Congregación salesiana. Esto es, promover la veneración al santísimo sacramento y la devoción a María Auxiliadora de los cristianos. Además, ofrecer un itinerario de santificación y de apostolado (Cfr Reglamento).

Historia

El 9 de junio de 1868, día de la consagración del Santuario de María Auxiliadora de Turín, San Juan Bosco vio realizados buena parte de sus sueños. Surge una casa santa donde llegan los peregrinos… y a ellos Don Bosco confía la misión de propagar la gloria y la devoción de la Auxiliadora “en todo el mundo” uniéndolos mediante la Asociación de María Auxiliadora. Don Bosco consigue la erección canónica de la Asociación del arzobispo de Turín el 18 de abril de 1869.

Luego, Pío IX, el 5 de abril de 1870, la eleva a la categoría de Archicofradía con facultad de agregar las asociaciones del mismo nombre y reglamento en la arquidiócesis de Turín, y en 1877 la facultad se extiende a todas las diócesis de Piamonte. La ADMA tiene, fi nalmente, una indiscutible autonomía y precisa fi sonomía.
El 5 de julio de 1989 el Rector Mayor, Don Egidio Viganó con el Consejo General reconoce la pertenencia de la Asociación de la Familia salesiana.

La Asociación tiene el grande y preciado privilegio de constituir históricamente el segundo grupo de la Familia Salesiana fundado por Don Bosco con consiguiente reglamento escrito por él mismo.

En Málaga

Con la Junta renovada (24 octubre 2016) y la elección como Presidente de D. José Luis Pérez López, la Asociación sigue con fuerza fortaleciendo la vida cristiana, profundizando la devoción a María Auxiliadora, con la formación, la participación en la vida litúrgica de la Iglesia en Málaga y expresamente en nuestro Santuario, lugar de fe, encuentro y peregrinación, para vivir y difundir la devoción a la Madre de todos, según el espíritu de D. Bosco, con diversas y numerosas actividades, la conmemoración de los días 24 y la solemne celebración de sus fi estas, para ayudar a renovar, potenciar y enriquecer las prácticas de piedad popular e imitar a María cultivando en la propia familia un ambiente cristiano de acogida, con espíritu evangélico, recordando las palabras de la Madre del Señor: “haced lo que Él os diga” (Jn 2,5).

Y enriqueciendo este núcleo de la Familia Salesiana en nuestra ciudad, teniendo en la base de nuestro trabajo a los jóvenes y especialmente a los más necesitados y atendiendo a las clases populares de nuestro entorno, funcionan con fuerza y efi cacia, los otros ambientes, y grupos que recogemos en nuestro PEPS.

Actualidad

Contacta con ADMA

5 + 6 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies