Por Antonio Gil Prieto

Jornada, la del 31 de enero 2018, que guardaremos en el corazón y que será estímulo en nuestro quehacer de cada día y que, una vez más nos hace concluir: “Don Bosco siempre sorprende”


Málaga, fiesta de San Juan Bosco 2018. – Todo lo vivido a lo largo del mes de enero ha resultado familiar, rico, ilusionante con gran participación de todos… y el día 31, Fiesta del Santo, ha resultado una jornada ‘redonda’… con una gran participación, vivida con entusiasmo juvenil, muchas sonrisas infantiles y profunda emoción de una fiesta muy salesiana. Se cumplió una vez más que “D. Bosco siempre sorprende”.

La alegría, el regocijo, es, en la casa de don Bosco, es el undécimo mandamiento, y es un factor de primer orden en su pedagogía y se hizo patente en nuestra Casa. Don Bosco sigue fascinando a los jóvenes y volvió a demostrase.

La celebración, el juego, el compañerismo, la alegría… son una herencia del corazón que nos ha transmitido D. Bosco, aquella serena alegría que él sintió, vivió, disfrutó de la Virgen Auxiliadora copiada de su Magnificat y que se hizo explosiva en nuestra muchachada aquí, en la Casa Salesiana de Málaga.

El 31 pudimos sentir de cerca el valor del evangelio de Jesús y el fruto del patrimonio de nuestros mayores en nuestra Familia. Vivir en alegría, porque nos sentimos amados por Dios, en su presencia, invadidos por la energía vital del Resucitado, llenos de su Buena Noticia. Una alegría que, antes de ser pedagogía, es forma de vida y convicción de fe que brota del Evangelio y que luego, espontáneamente, se transmite a los demás, haciéndoles uno de los mejores regalos que se les puede hacer en este mundo de hoy: la alegría. Si esta es nota característica de toda presencia salesiana, ciertamente aquí, con estos aires mediterráneos de Málaga, la vivimos con fuerza y entusiasmo juvenil.

Jornada, la del 31 de enero 2018, que guardaremos en el corazón y que será estímulo en nuestro quehacer de cada día y que, una vez más nos hace concluir: “Don Bosco siempre sorprende”

Un gracias muy sentido a todos y cada uno queridos niños y jóvenes, querida Comunidad Educativa, querida Familia Salesiana.

Con mi cordial reconocimiento y mi abrazo.

Antonio

 

Galería de fotos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies