Después de un mes del inicio de curso, podemos decir que ya hemos superado el periodo de adaptación de los más pequeños del cole, los alumnos/as de 3 años de Infantil. Los primeros días tuvimos algún que otro llanto, pero poco a poco, ese llanto se ha ido cambiando por sonrisas y alegría. Ahora todos se muestran más seguros, más confiados y van creciendo vínculos afectivos entre ellos y con las Seños. Ya lo decía D. Bosco, “la educación es cosa del corazón”, seguiremos poniéndolo cada día en nuestro trabajo para dar respuesta a la curiosidad que sienten por todo lo que les rodea.