Don Bosco, se preocupaba por el bienestar de los jóvenes, a los que buscaba trabajo, y también por sus derechos y su salud laboral. En nuestro colegio traducimos esa preocupación de nuestro santo actualizando la maquinaria de los talleres con un doble objetivo: permitir la realización de las actividades prácticas con máquinas herramientas que se van a encontrar en sus futuros puestos de trabajo y realizar el trabajo con máquinas herramientas que cumplen con la normativa de seguridad actual.

Estos días, en el taller de electromecánica de vehículos automóviles, hemos recibido un elevador de vehículos y una estación de carga de aire acondicionado. que ya están listas para ser utilizadas por el alumnado. Además, en el taller de mantenimiento industrial, hemos recibido un taladro de columna y estamos a la espera de recibir otro más, los cuales se instalarán antes de finalizar este curso. Los técnicos de Navarro-Hermanos, suministrador de las máquinas, se emplearon a fondo para dejar todo listo sin interferir demasiado en la actividad diaria del centro.

Gracias al trabajo y coordinación de los profesores implicados, administración y portería seguimos adelante, con la vista puesta en el futuro con las nuevas instalaciones deportivas y para formación profesional previstas en el espacio del campo de fútbol de Segalerva, aunque sin olvidar el aquí y el ahora de nuestro proyecto educativo.