El pasado 26 de noviembre iniciamos una interesante experiencia de intercambio cultural entre ‘Instituto Salesiani Vomero de Nápoles y nuestros alumnos de la ESO.

En ella han participado alumnos de 13 a 15 años. En este primer contacto los alumnos se han presentado mutuamente, su nombre, su edad, han hablado de sus familias, de sus aficiones…

Son alumnos de español como lengua extranjera, que en la actualidad se encuentran confinados y siguen sus lecciones de manera virtual desde casa. Su profesor, Raffaele Micillo, preocupado por la desmotivación que mostraban debida a esta situación, nos sugería esta iniciativa, que no podría haber resultado más exitosa.

Esta primera toma de contacto es sólo el principio de un proyecto más ambicioso en el que pretendemos que nuestros jóvenes compartan conocimientos y experiencias sobre sus respectivas ciudades: lugares de interés, gastronomía, fiestas etc, además de mejorar su expresión oral de manera divertida e instructiva.

Han participado 90 alumnos de Málaga y otros tantos napolitanos que enseguida se entusiasmaron con la idea y de manera espontánea compartieron desde la receta de la paella hasta su experiencia de la feria de Málaga o la Semana Santa.

El curso pasado, desde el área de inglés, organizamos una experiencia similar con el Instituto Petersburg en West Virginia (USA) y nuestros alumnos de 4ºESO, que titulamos “Unidos por los fogones”. Dicho proyecto resultó una experiencia preciosa, fruto de la cual confeccionamos un libro de recetas y unos vídeos de nuestros alumnos cocinando desde sus casas, recetas que integraban ingredientes traídos a Europa por los descubridores y todo ello lo hicieron mejorando sus competencias escrita y oral en inglés.

Sus familiares, padres y abuelos, los asesoraron con múltiples recetas tradicionales y, por lo tanto, fue una manera bonita de involucrarlos en el proyecto de sus hijos.

En esta ocasión, me cuesta describir el entusiasmo y la emoción que los chicos sentían a un lado y otro de la pantalla al saberse todos Salesianos.

La sintonía surgió desde el minuto uno, las risas, las aficiones compartidas, el asombro al ver el buen nivel de español de los chicos napolitanos, los planes de futuro que entre ellos hacían. Ahora todos quieren visitar Nápoles y comer pizza y todos los napolitanos quieren venir a Málaga a la feria. No va a haber más remedio que organizar algo, cuando la pandemia lo permita, tal y como nos comentaban recientemente Oscar y Emilio, alumnos de 4º de ESO, en el programa nº 6 de 15×15. (A partir del minuto 8:38 del programa. Audio disponible al final de este artículo.)

Este tipo de iniciativas junto a las becas Erasmus+ forman parte del plan de internacionalización de nuestro centro y contribuyen a abrir la mente de nuestros alumnos, como dicen los ingleses “Travel broadens the mind” y en su defecto hacerlo virtualmente, que los chicos conozcan otras realidades, que existe un maravilloso mundo por descubrir, la riqueza de pertenecer a un colegio salesiano, y cómo la devoción hacia María Auxiliadora y Don Bosco nos une a millones de personas en este mundo global en el que vivimos. El lema Somos Uno ha traspasado las pantallas estos días en nuestro centro y por supuesto supone un innegable valor añadido para Salesianos Málaga.

Muchas gracias a Eva Sánchez y a Álvaro Palomeque por su asistencia técnica, sin ellos no hubiese sido posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies