El pasado viernes, 03 de mayo, tuvimos la oportunidad de visitar la Ciudad de los Niños. Una actividad programada, un engranaje clave en el Proyecto de Aprendizaje Servicio Solidarity Bikes, que llevamos a cabo en 1º de FPB Vehículos.

La concepción de que sea de “servicios”,  es la que le da algo especial a este tipo de proyectos de aprendizaje,  ya que contribuye de manera de importante a la educación integral de los alumnos, y el pasado viernes lo vivimos.

Aunque la salida está enmarcada dentro de un proyecto llevado a cabo por 1ºFPBV, en la actividad participamos toda la etapa; ya que los proyectos que llevamos a cabo no son proyectos de curso sino de etapa. Todos participamos y aportamos en las iniciativas que se van realizando. Y esta experiencia de la salida, era enriquecedora en sí misma para todos.

Una vez que llegamos a dicho centro, Eugenio el Director (antiguo alumno Salesiano de Granada) nos atendió muy amablemente, y nos explicó el funcionamiento del colegio,  la residencia,  el perfil de sus alumnos y otros aspectos de la gestión del centro.

En nuestro paseo hacia el campo de fútbol, en zona parte baja del recinto, nos íbamos encontrando con algunos chavales. Eugenio, con algo más de detalle (a modo de susurro), nos contaba las circunstancias, especiales todas ellas, historias complejas que caracterizaban a dichos chicos.

Una vez abajo,  improvisamos un partido de fútbol entre los chicos de dicho centro y nuestros alumnos, en cada equipo había chicos de cada grupo, los profes arbitraban.

Compartimos durante más de media hora un momento de deporte, un momento de patio. Ese lugar sagrado para Don Bosco y del que tantos pequeños milagros es testigo. Y nosotros estábamos allí, siendo espectadores de la integración de todos de una manera u otra, bien jugando o bien charlando en los bancos que rodeaban el campo de juego. De cómo al margen del origen o religión o etnia a la que pertenecían, la igualdad era patente.

Finalizamos el partido donde todos ganaron. Donde las muestras de solidaridad y cariño por parte de todos, acompañadas de sonrisas y miradas cómplices era lo verdaderamente importante. Todo esto ocurría mientras nos dirigíamos a la clase donde se expuso lo que hacemos y como lo llevamos a cabo en el Colegio San Bartolomé. 

Los profes pudimos conocer parte del fantástico equipo de educadores y comprobar, que al igual que nosotros, se caracterizan por el trato cercano y familiar con el alumno.

Luego subimos a un salón de actos, en donde a petición de Eugenio, tratamos de enseñarle a los clavales que estudiar una FPB puede ser una buena idea, una buena alternativa, sobre todo para ellos. Les enseñamos con unos vídeos y unas palabras lo que hacemos en la FPB  de nuestro Colegio Salesiano.

A las imágenes les acompañaron testimonios de alumnos nuestros, fueron Samuel Macías (alumno de 2ºFPB-V), Zaira López (1ºFPB-E)  y Jesús Pomares (alumno de 1ºFPB-E) los que aportaron en propia persona un ejemplo de oportunidad, un camino a seguir, una esperanza posible y estoy seguro, que para ellos,  un chute de autoestima. Ellos, como los verdaderos protagonistas, compartieron sus experiencias en el centro y como algunos, encontrándose en situaciones complicadas en casa y sin gana de seguir en el colegio, superaron todo eso y hoy día están muy orgullosas y orgullosos de haber continuado estudiando una FP. Animaron a los chicos y chicas de la Ciudad de los niños a no abandonar a seguir esforzándose para conseguir el título de secundaria, pero que no paren ahí, que continúen que si se lo proponen pueden conseguirlo. Este mensaje de empatía real, directo al corazón finalizó nuestra visita. 

Encomiable labor la que se realiza en la Ciudad de los Niños, enhorabuena y gracias Eugenio, a ti y a todo vuestro equipo educativo; donde la vocación de los mismos mantiene este espectacular proyecto.

Por nuestra parte, ayer  dimos un gran paso dentro de nuestro Proyecto Solidarity Bikes. Los objetivos se van cumpliendo, esta visita a la Ciudad de los Niños nos ha permitido sumergirnos en una realidad, que está ahí, y de la que nuestros alumnos van a participar aportando su trabajo, su esfuerzo y su cariño, para otros clavales que  lo necesitan y lo agradecen de verdad.

Estamos muy contentos porque en este proyecto está participando toda la comunidad educativa del Colegio. Los profesores, los  padres y los propios alumnos han donado bicicletas y se están restaurando en el taller, transformado en patinetes y en otras creaciones, que los alumnos han querido llevar a cabo demostrando inteligencia, creatividad y capacidad de innovación.

Pero lo mejor dentro del contexto de este proyecto es, que ahora nuestros alumnos tienen un argumento, saben para quiénes serán sus creaciones, les han puesto cara. Sí, son aquellos con los que han compartido un partido de fútbol, ya conocen a estos clavales y sus circunstancias, el círculo se va cerrando, el proyecto tiene un sentido, un porqué, una poderosa razón para llevarse a cabo.

Hoy aprendimos todos de todos.

“Me quedo como frase destacable de la salida la aportada por uno de nuestros alumnos de FPB: Ojalá estuviésemos más cerca para poder venir todos los viernes a jugar con ellos durante el recreo”.

Cristina Casado, profesora de FPB

 

“Otra lección porque nuestros alumnos personalizan la integración, solidaridad, empatía e igualdad. 

Hoy demuestran una vez más de lo que son capaces de hacer los chicos y chicas de FPB y como poco a poco va calando el mensaje de Don Bosco.”

José Antonio Montañez, tutor-profesor de FPB

 

Fdo: Manuel Casares, Cristina Casado, Juan Salvador García, José Antonio Montañez e Isabel Godoy (docentes y orientador de FPB)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies