Del 25 al 27 de abril ha tenido lugar en la Casa Salesiana de Martí-Colodar, con un total de 137 participantes y una agenda llena de temas de interés sobre el presente y futuro de la obra salesiana en nuestra Inspectoría: Nueva identidad de la Inspectoría, Nueva distribución de comunidades y Proyecto Inspectorial para las obras animadas por seglares, entre otras.

En palabras de Ángel Asurmendi, “el capítulo es una experiencia importante y significativa, no sólo para los que estamos aquí, sino también para toda la Inspectoría y la Congregación. Un Capítulo Inspectorial puede desatar los sueños carismáticos y llevarlos muy lejos”.

En la sesión del jueves, estudiaron el
“Informe del Inspector sobre el estado de la Inspectoría” y se presentó el documento “Nueva realidad de la Inspectoría”. “Es hora de mirar al horizonte” fue la consigna que resonó a lo largo de la jornada. “Hay que vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza: estamos escribiendo el futuro», afirmó el Inspector. “Para ilusionarse con un proyecto no hay edad”.

El viernes por la mañana ofreció uno de los momentos más esperados del Capítulo: el P. Inspector fue respondiendo a muchas de las preguntas que los capitulares le habían formulado sobre su Informe del estado de la inspectoría. En muchos momentos se notaba que hablaba con el corazón en la mano: “No vamos a un ritmo lento”, aseguró sobre el proceso de unificación de la inspectoría. Y sobre el cierre de presencias fue rotundo: “El objetivo no es cerrar obras: esperad a nuevas formas de gestión”, para concluir: ‘Mientras en una casa haya carisma salesiano, ahí estaremos apoyando’.

La tarde se dedicó al diálogo sobre el Proyecto inspectorial para las obras animadas por seglares. “Forma parte de nuestro ADN adelantarnos a los tiempos futuros, ser proféticos”, fue una de las frases destacadas que se escucharon en medio de las propuestas para avanzar en esta modalidad de presencia.

La mañana del sábado 27 fue intensa y estuvo marcada por la presentación del documento “Plan de animación y gobierno del Consejo Inspectorial”, una intervención sobre la protección de menores, el resumen del camino recorrido, por parte del Regulador y la conclusión del Capítulo a cargo del P. Inspector, Ángel Asurmendi.

La Eucaristía puso el punto final, pues esperaban largos viajes de vuelta para muchos. Para conocer a fondo la realidad actual y el futuro de la Obra Salesiana en nuestra Inspectoría, es muy interesante poder profundizar en las reflexiones de estos 3 días, así como las conclusiones de este Capítulo Inspectorial, a través de los materiales publicados y los que se publicarán en estos días en la web y las redes sociales de la Inspectoría.

Fuente: https://salesianos.edu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies