En 1894 se instalan definitivamente los Salesianos en esta tierra bendita de Málaga, con la convicción de que “Dios lo quiere” en este Colegio “San Bartolomé” y la creciente Familia Salesiana…


MIRANDO EL PASADO CON GRATITUD

En 1894 se instalan definitivamente los Salesianos en esta tierra bendita de Málaga, con la convicción de que “Dios lo quiere” en este Colegio “San Bartolomé” y la creciente Familia Salesiana, y comienza a ser ‘la casa de todos’, especialmente de niños y jóvenes y ‘más para los que más lo necesiten’. El carisma de D. Bosco era ‘necesario’ para la ciudad y especialmente para este barrio de Capuchinos. Os apunto un recorte histórico que aparecía en el “Boletín Salesiano” en el mes de marzo de 1895. 

“Después de superar numerosos obstáculos y dificultades suscitadas por el infierno, y merced al celo infatigable y al amor del Ilmo Prelado, se ha podido abrir la casa salesiana de Málaga que de día en día es más frecuentada. Ya se han empezado algunos talleres con sólo uno o dos niños. Humildes principios, es verdad, como todas las obras de Don Bosco; pero que por esto mismo dan mucho que esperar pues es cosa experimentada que a tan humildes principios suele corresponder extraordinario desarrollo. Quiera Dios que así sea para bien de esta ciudad tan necesitada y tan escasa de instituciones religiosas… A su inauguración asistieron las autoridades, y su Ilustrísima, que pronunció un elocuente discurso alusivo al acto” 

Y un grupito de salesianos según el corazón de D. Bosco y soñadores a su estilo, a los que se fueron uniendo tantas personas malagueñas con corazón cada vez más salesiano lo hicieron posible. Seguro que la Madre Auxiliadora, -la Virgen de D. Bosc-, anduvo de puntillas tocando corazones y tendiendo manos. Ahora cuando vamos a celebrar los 125 años, ilusionados, llenos de gratitud y reconocimiento recogemos la rica herencia que generación tras generación nos ha legado… Y miramos este pasado llenos de gratitud


      A vuestras vidas de gloria

      que hoy admirado contemplo;

      agradeciendo el ejemplo

      os va esta dedicatoria,

      que nos trae a la memoria

      las hazañas del pasado;

      Vuestro afán ilusionado

      en salesiano vivir

      y a los muchachos servir

      de D. Bosco enamorados.

 

Nuestro Rector Mayor, D. Ángel Fernández Artime, X sucesor de San Juan Bosco, y que nos visitará para cerrar los actos de tan hermosa efeméride, como se recoge en el Libro: “125 años ABRAZANDO LA VIDA”, recordatorio, que todos podremos tener y disfrutar a partir del final del mes de enero 2019 nos dice: “Me uno a vosotros en las efemérides de este año de gracia 2019. me parece muy hermoso lo expresado en el texto, porque así se ha vivido y lo veo tan lleno de vida, que os agradezco esta invitación, y me reafirmo en algo que es muy cierto, que DON BOSCO NOS ENSEÑÓ QUE DIOS NOS QUIERE SIEMPRE FELICES”

Y en un hermoso ejercicio de imaginación de lo que fue, mientras disfrutamos lo que es, la rica herencia…

“Imagino los albores

de vuestra entrega y tesón;

El desvelo y la oración,

vuestras ansias y temores;

Con rostros ilusionados

de aquellos niños amados,

recibidos cada día

con esfuerzo y alegría…

¡Profetas enamorados!

 

Y del corazón surge la gratitud y la alabanza. Gracias a cuantos disteis vida al sueño de D. Bosco en estas latitudes; a cuantos os propusisteis iluminar con esfuerzo generoso esta ‘costa del sol’; Gracias a tantas buenas gentes, familia salesiana, profesores, educadores, padres y madres, antiguos alumnos, que supisteis cultivar la pequeña semilla caída en esta tierra labrada con con generoso esfuerzo, constancia y muchos sueños inacabados que hoy siguen abriendo esperanzas en el camino. Gracias a esta tierra que se extiende con el dulce ondear de las azules aguas del mediterráneo y apunta siempre más arriba, hacia el azul del cielo luminoso y abierto.

Sueños recortados en el horizonte de final del siglo XIX, con irisaciones tensas del atardecer… y allí comenzó esta historia… cuando aquellos salesianos y pioneros y familia salesiana incipiente, -gentes de pro y de intrépido coraje-, los de la primera hora, lograron el milagro… que otros muchos continuamos…

Gracias, porque mirando al pasado con gratitud, nos llenamos de fuerza y coraje para disfrutando un presente rico, -Salesianos-Málaga-,y nos disponemos a seguir abriendo un futuro de horizontes evocadores, llenos de poesía y sueños.

Gracias, Málaga. Desde estas líneas os queremos hacer partícipes a cuantos deseéis, -en la casa de D. Bosco cabemos todos-, a uniros y disfrutar de la celebración gozosa de estos “125 años ABRAZANDO LA VIDA”

Antonio, director

Enlace de interés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies