Tras la ordenación presbiteral el pasado 9 de junio, José Carlos López Barba celebró su primera misa en el Santuario de Mª Auxiliadora el domingo 17 de junio.


Con una gran sonrisa y acompañado de la comunidad salesiana de Málaga, sus padres y familiares, amigos, y representantes de los distintos grupos de la familia salesiana de Málaga, José Carlos López Barba celebró su primera misa en nuestra casa. Fue una celebración cálida, familiar y entrañable, animada como cada domingo por el coro, que entonó alegres canciones, y con la participación de un buen grupo de asistentes en los distintos momentos.

Al evangelio del día, la parábola de la semilla de mostaza (Marcos 4: 26-34), le sucedió una homilía que comenzó con unas bellas palabras de agradecimiento a todos aquellos que lo han apoyado, animado y acompañado durante el camino hasta convertirse en sacerdote salesiano.  También recordó José Carlos que “a veces los planes que uno traza en su vida no son exactamente los planes que Dios tiene para él”, así como la importancia de aceptar con humildad estos planes del Señor.

En relación al evangelio, destacó la importancia de los pequeños gestos, de que todos y cada uno de nosotros seamos semilla. A continuación, se proyectó un breve cuento que ilustraba cómo un pequeño gesto puede ayudar a otros. Al finalizar la Eucaristía, recibimos la bendición de Mª Auxiliadora.

Posteriormente, los asistentes pudieron compartir un refresco y un sencillo rato de convivencia en el patio del colegio.

Para nuestra casa fue un día muy especial. Agradecemos a José Carlos su entrega generosa y deseamos que viva con plenitud el camino que inicia, dedicado a Dios y a los jóvenes.

Galería multimedia:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies