Por Antonio Gil

Quiero agradeceros, con emoción contenida todavía, todo lo que me habéis hecho disfrutar, reflexionar, recordar, revivir en estos días y especialmente en esa entrañable celebración del domingo 29.


BODAS DE ORO SACERDOTALES

pidiendo al Señor mantenga siempre el corazón joven

Sencillamente…¡¡¡GRACIAS!!!

… como si no hubiera pasado el tiempo …

50 años –Bodas de oro- de mi sacerdocio -¿50?-, ¡quién lo diría!

 

Quiero agradeceros con emoción contenida todavía todo lo que me habéis hecho disfrutar, reflexionar, recordar, revivir en estos días y especialmente en esa entrañable celebración del domingo 29… ¡cuántos recuerdos!… sí, sencillamente ¡¡¡GRACIAS!!!

Detrás quedan muchos rostros, hermanos, jóvenes, sobre todo niños y jóvenes, gentes buenas con los que he ido compartiendo mi pequeña y prolongada realidad existencial en la senda de la vida, siguiendo las huellas de Juan Bosco soñador, con el amparo de la Madre Auxiliadora… y el cariño, también el vuestro, que ha ido adornando el itinerario que me ha tocado transitar…

Y siempre sorprendido, y ahora entre vosotros, en esta ya mi querida Málaga, no ha sido menos… Siento que a través de vuestras vidas el Dios bueno sigue enriqueciendo la mía. Vuestra cercanía y la emoción compartida me une y compromete…

Las cosas suceden y la vida se va entretejiendo entre momentos muy hermosos, dudas, cansancios, ilusiones renovadas y horizontes que se van despejando. Siempre he sentido que debía seguir… Y aquí estoy… y sigo soñando como en tantos acontecimientos y expresiones de creatividad y vida… hasta que Él quiera… porque 50 años después:

Sigo siendo peregrino

del amor y la esperanza;

y sigo siendo el amigo

más cargado de añoranzas;

sigo labrando el destino

y ofreciendo mi alianza

con corazón expresivo,

con sueños que me dan alas;

Quiero seguir siendo el mismo;

en mi querida Málaga

seguir luchando contigo

con el querer de mi alma;

sentirme cercano y vivo

a la vida que nos llama;

agradecer lo vivido

seguir abriendo ventanas

para compartir contigo

el amor que Dios regala…

Te quiero Málaga. Os quiero Familia Salesiana, amigos…

Antonio

Galería multimedia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.más información

ACEPTAR
Aviso de cookies